¿Qué hay del bautismo en el nombre de Jesús solamente?

Una nota escrita por el Dr. Jack Cottrell.  Notas agregadas por la traductora han sido marcadas con asteriscos (*).

PREGUNTA: ¿Puede citar algunos recursos teniendo que ver con bautismo en el nombre de Jesús (solamente), como recientemente ha habido varias personas preguntando sobre ello? De hecho, tres de nuestros miembros recientemente fueron a un culto pentecostés de un solo Dios y les enseñaron bautismo en el nombre de Jesús, aceptaron volverse a bautizar y ahora dicen hablar en lenguas y tener el bautismo del Espíritu Santo.

RESPUESTA: ¿Cuál es el problema con esta imagen? Tres cosas.

Primero y más importante, aquellos que enseñan el bautismo de «sólo Jesús» reniegan la doctrina bíblica de la trinidad. El tema de «bautismo en el nombre de» es menor a comparación con esto. Estas personas son llamados «pentecostales de un solo Dios» porque rechazan que Dios es tres en uno. Normalmente aceptan una noción herética de la trinidad llamada modalismo. Esta es la idea que Dios es eternamente solo una persona, pero que se revela a nosotros los seres humanos de tres modos o formas. Aquellos que se alinean con tal grupo son culpables de aprobar y promover esta doctrina anti-trinitaria.*

El segundo problema es un malentendido del mandamiento de Jesús que debemos estar «bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo». Esto es ciertamente una afirmación de la trinidad, y las tres personas de la trinidad están involucradas en el bautismo. No obstante, este mandamiento no pretende presentarnos con una fórmula técnica que debe ser usada cada vez que alguien es bautizado. La clave es la frase griega traducida «en el nombre de», esto es, eis to onoma. La traducción literal es «en (hacia dentro de)** el nombre de». Entre los rabíes esta frase tomó el significado de «en (hacia dentro de) una relación con». Así Jesús nos comisionó bautizar a personas para que entren a una relación con la trinidad. Aún más significativo es el hecho que esta frase fue usada en el mundo griego de negocios y comercio para indicar la entrada de una suma de dinero o un artículo de propiedad a la cuenta llevando el nombre de su dueño. En Mateo 28:19 indica que el propósito del bautismo es unirnos con el trino Dios en una relación propietaria; llegamos a ser su propiedad de una forma especial e íntima. Como dice un escritor, como la frase denota una transferencia de posesión, en Mateo 28:19 significa que «la persona siendo bautizada entra a la posesión de del trino Dios». (Murray Harris, “Appendix: Prepositions and Theology in the Greek New Testament” The New International Dictionary of New Testament Theology, ed. Colin Brown [Zondervan 1978], III:1209.)*** Otra enseñanza del Nuevo Testamento nos muestra porqué es apropiado pensar en nuestra relación a Dios como una relación propietaria: Dios el Padre pagó el precio de adquirirnos como su propiedad, es decir, la sangre de Dios el Hijo (1 Corintios 6:19-20; 1 Pedro 1:18-19). También nos aplica un sello el cual nos marca como su propia propiedad, esto es, Dios el Espíritu Santo (Efesios 1:13). Todo esto se enfoca en el bautismo, donde el precio de compra nos es aplicada (Romanos 6:3-4; Colosenses 2:12) y la marca de posesión nos es dada (Hechos 2:38). Así que trivializa el mandamiento de Jesús el pensar en ello meramente como un set de palabras formulistas para ser pronunciadas sobre el candidato en preparación para el bautismo. Yo creo que es apropiado usar estas palabras y aconsejo que siempre lo hagamos así; pero es aceptable usar otras palabras también: «sobre (epi) el nombre de Cristo Jesús» (Hechos 2:38); «en (en) el nombre de Cristo Jesús» (Hechos 10:48), o solo «hacia dentro de (eis) el nombre del Señor Jesús» (Hechos 19:5). (Un poco de lo previo fue tomado de mi libro, «Baptism: A Biblical Study»****, cap. 1.) No hay ninguna contradicción en lo absoluto entre estos últimos textos y un entendimiento trinitario de Mateo 28:19.

El tercer problema es la aceptación de la validez de dones milagrosos como una parte normal de la vida cristiana en la era de la iglesia. Parece ser incidental que los grupos principales que enseñan la doctrina anti-trinitaria de «solo Jesús» resultan ser pentecostales. Sea dentro de un contexto «solo Jesús» o no, hay que oponerse a las doctrinas pentecostales (y carismáticas); y cristianos deben ser advertidos que no se involucren con supuestos dones milagrosos del Espíritu Santo (tales como el hablar en lenguas) hoy.*****

La versión de la Biblia usada en este artículo es la LBLA (La Biblia de las Américas), a menos de ser específicamente notado.

NOTAS:

* Para más información, el autor provee lo siguiente:
Me refiero brevemente a esto en mi libro «The Faith Once for All» en la página 73; y trato con ello en más detalle en «What the Bible Says About God the Redeemer», cap. 3, «The Trinity», páginas 141-146. Aquí hay tres libros que tratan especialmente con este problema: (1) E. Calvin Beisner, “Jesus Only Churches” (Zondervan Guide to Cult and Religious Movements series), Zondervan 1998; (2) Gregory A. Boyd, “Oneness Pentecostals and the Trinity: A Worldwide Movement Assessed by a Former Oneness Pentecostal,” Baker 1992; (3) Carl Brumback, “God in Three Persons,” Pathway Press (Cleveland, TN), 1959.

** En Español, la palabra “en” tiene varios significados (ocho, según la RAE). Para clarificar, he agregado en paréntesis «hacia dentro de» para indicar acción.

*** Murray Harris, «Apéndice: Preposiciones y teología en el Nuevo Testamento griego» El nuevo diccionario de teología del Nuevo Testamento, ed. Colin Brown [Zondervan 1978], III:1209.

**** «El bautismo: Un estudio bíblico»

***** Para más información, el autor prove lo siguiente:
Vean mis libros recientes sobre el Espíritu Santo [1] el libro de bolsillo, «The Holy Spirit: A Biblical Study» (El Espíritu Santo: un estudio bíblico), capítulos 8-10: «The Holy Spirit and Demonic Counterfeits» (El Espíritu Santo y contrahechuras demónicas); y [2] el estudio grande (506 páginas), «Power from on High: What the Bible Says about the Holy Spirit» (Poder desde lo alto: lo que dice la Biblia sobre el Espíritu Santo), cap. 11, «Does the Holy Spirit Give Miraculous Gifts Today?» (¿Da el Espiritu Santo dones milagrosos hoy en día?)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s