¿Hay alguna diferencia entre el alma y el espíritu?

Foto por Tabi Boyce
Foto por Tabi Boyce

Una nota escrita por el Dr. Jack Cottrell. Notas agregadas por la traductora han sido marcadas con asteriscos (*).

 

 

 

PREGUNTA: ¿Puedes explicarme la diferencia entre el alma y el espíritu? Sé que la palabra “alma” se utiliza de varias diferentes maneras y significa vida o ser viviente; y sé que tenemos un espíritu por el cual nos podemos relacionarnos con Dios (en oración, adoración, etc.). Sé que están conectadas pero que no son la misma cosa—así que ¿cuál es la diferencia?

RESPUESTA: Es importante, primeramente, distinguir entre las PALABRAS “alma” (hebreo, nefesh; griego, psique) y “espíritu” (hebreo, ruach; griego, pneuma) por una parte, y entre la ENTIDAD metafísica o el aspecto de naturaleza humana a lo cual se aplican estas palabras, por la otra parte.

Tanto en el AT como el NT las palabras traducidas como “alma”—nefesh y psique–tienen tres connotaciones principales, solo una de las cuales se refiere a la persona entera o individuo o ser mismo, y no tan solo a una parte de su naturaleza. Un ejemplo del AT es Génesis 2:7, que dice que el aliento de Dios en la nariz de la figura de barro fue la forma en la que éste último llegó a ser un “nefesh” viviente, esto es, un individuo viviente o persona viva. La referencia aquí no es a solo una parte de la persona, sino que a la persona como tal. Un ejemplo del NT está en Romanos 13:1, que dice que cada “psique” debe sujetarse a las autoridades gobernantes. Aquí la palabra se aplica a la persona entera y no a una parte de la persona.

Una segunda connotación de las palabras normalmente traducidas como “alma”—nefesh y psique– es la característica o el atributo de la VIDA que posee cualquier ser viviente. Esto no se refiere como la persona como tal, ni a una parte metafísica de la persona, sino que se refiere a la vida o el estado de vida presente en esa persona (o animal). Véase Levítico 17:14; Mateo 6:25; Juan 10:11; 15:13.

La tercera connotación de estas palabras es que el nefesh o el psique es un aspecto de la naturaleza metafísica del hombre, o parte del material que lo compone. Se aplica a nuestra naturaleza ESPIRITUAL, a diferencia de nuestra naturaleza FÍSICA. E.g., Salmo 63:1 dice «Mi alma [nefesh] tiene sed de ti, mi carne te anhela» (LBLA); véase Salmo 84:2. Este significado se ve claramente en Mateo 10:28, «Y no temáis a los que matan el cuerpo, pero no pueden matar el alma [psique]; más bien temed a aquel que puede hacer perecer tanto el alma [psique] como el cuerpo en el infierno.» Apocalipsis 6:9 habla de las almas [psique] de mártires que existen sin sus cuerpos en el cielo angélico en la presencia de Dios.

Nótese cuidadosamente: ninguna de las primeras dos connotaciones es relevante a nuestra pregunta aquí. Debemos estar concientes de ellos, sin embargo, y debemos tener cuidado de discernir cuándo estas connotaciones están presentes para no aplicar tales versículos a la cuestión metafísica. Se han llegado a muchas conclusiones teológicas falsas al aplicar textos donde nefesh o psique se refiere a la PERSONA en vez de a la PARTE ESPIRITUAL de la persona.

Ahora la pregunta es esta: ¿cuál es la relación entre esa parte de nuestra naturaleza llamada ALMA en este tercer sentido y la parte de nuestra naturaleza llamada ESPÍRITU (e.g. Lucas 23:46; Hechos 7:59; 1 Corintios 2:11; Hebreos 12:23)? Aquí está la conclusión: SON LA MISMA COSA; NO HAY DISTICIÓN ENTRE ELLOS. Los seres humanos está hechos de DOS tipos de material metafísico: físico y espiritual. Al primero se le dice “cuerpo”, “carne” y “hombre exterior”; al segundo se le dice “espíritu”, “alma”, “corazón” y “hombre interior”. El alma ES el espíritu. A este punto de vista del hombre se le dice dualismo (antropológico) y a veces dicotomía. Es el punto de vista bíblico.

Es comúnmente creído, sin embargo, que el hombre está compuesto de tres partes (tricotomía), con distinción entre el alma y el espíritu. He concluido que esto es falso. La Biblia de forma abrumadora habla de que los seres humanos están compuestos de dos partes (véase «La fe una vez dada» 148-151) y las mismas actividades espirituales se aplican a nuestra naturaleza, sea llamado “alma” o “espíritu”. I.e. donde el “alma” y el “espíritu” se refieren a la parte de la naturaleza humana, son sinónimas e intercambiables. Por ejemplo, ambos términos se utilizan para referirse a aquella parte del ser humano que sobrevive la muerte, i.e. el elemento incorpóreo en el estado intermedio: alma (Mateo 10:28; Apocalipsis 6:9; 20:4), espíritu (Hebreos 12:23). Ambos términos se usan para esa parte del hombre que parte al momento de la muerte: alma (Génesis 35:18; 1 Reyes 17:21), espíritu (Salmo 31:5; Lucas 8:55; 23:46; Hechos 7:59; Santiago 2:26).

Esta intercambiabilidad también se ve en el hecho que las actividades espirituales más altas del hombre son experimentadas tanto por el alma como el espíritu (véase John Murray, «Writings» II:25-27). Esto es significativo porque para la mayoría de los tricotomistas, el espíritu del hombre se supone que es LA sede de nuestra consciencia de Dios y nuestra experiencia espiritual (como la oración y la adoración), y el alma es la sede de nuestras pasiones más bajas. Pero esta distinción no se encuentra en la Biblia. Por ejemplo, tristeza religiosa y aflicción espiritual se le atribuye tanto al espíritu de Jesús (Marcos 8:12; Juan 11:33; 13:21) como a su alma (Mateo 26:38; Juan 12:27). Véase Salmo 77:2-3. También, en paralelismo poético, María expresa gozo espiritual y adoración a Dios en su alma y en su espíritu (Lucas 1:46-47). Contrario a la posición más baja que la tricotomía normalmente le da al alma, la Biblia da la imagen de que es el sujeto de los ejercicios más altos de devoción a Dios. «En la noche te desea mi alma, en verdad mi espíritu dentro de mí te busca con diligencia» (Isaías 26:9). En Filipenses 1:27 Pablo no exhorta a mantenernos firmes en un espíritu y luchar unánimes de un alma (psique).* El amor por Dios, la mayor virtud, proviene del alma (Marcos 12:30). La esperanza en un ancla para el alma (Hebreos 6:19). Debemos tratar de obedecer la voluntad de Dios desde nuestra alma (psique, Efesios 6:6).

John Laidlaw dice que tales pasajes como estos «lo hacen imposible sostener que el “espíritu” puede significar exclusivamente o principalmente el lado de la naturaleza humana celestial, y que el “alma” puede significar exclusivamente el lado racional o terrestre. Los términos son paralelos o prácticamente equivalentes, expresiones para la vida interior en contraste a la vida exterior o corporal» («The Biblical Doctrine of Man» 90).

¿Pero qué de los pasajes bíblicos que parecen enseñar una tricotomía? De hecho, éstos son pocos (principalmente Génesis 2:7; 1 Tesalonisenses 5:23; Hebreos 4:12) y se entienden fácilmente en armonía con el dualismo (véase «La fe una vez dada» 151-154).

En la discusión teológica reciente, la diferencia entre la dicotomía y la tricotomía no reciba mucha atención, y yo no hago gran cosa de ello porque no hay tanto en juego aquí. El problema más grande es que algunas personas gastan mucho tiempo buscando las Escrituras para encontrar una distinción percibida entre el alma y el espíritu, y tratando de aplicar esta distinción a todo tipo de actividad humana. La cuestión más grande aquí es la distinción entre la dicotomía o DUALISMO por una parte y el MONISMO antropológico por la otra parte. La tendencia de hoy, aún entre evangélicos es el de denegar la existencia de un aspecto verdaderamente espiritual en los seres humanos y de limitarnos al cuerpo solamente. Esta es una doctrina falsa realmente seria y debemos oponernos a ella rigurosamente.

NOTAS

* Versiones en Español no usan la palabra “alma” en sus traducciones de este pasaje. En vez de esto, usan el término “unánimes” que indica una unidad voluntad. El griego original dice, literalmente, «un psique (alma) colaborando por la convicción».

Pueden encontrar las notas originales del Dr. Jack Cottrell buscando su página en Facebook. Para ver el artículo original, haga clic AQUÍ.

La versión de la Biblia usada en este artículo es la LBLA (La Biblia de las Américas), a menos de ser específicamente notado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s