Tradiciones de la iglesia que no encontrarás en la Biblia: La Biblia

Tradiciones no iglesia BibliaUn artículo escrito por el Dr. Rick Chromey.  Para ver el artículo original, visite su blog: Vertical Church.

NOTA: Cada iglesia es guiada por tradiciones que guardan los matices doctrinales de una denominación, cuerpo religioso, o congregación.  La mayoría de estas tradiciones son post-apostólicas y culturalmente sensitivas en origen y práctica.  Muchas son inocentes y aceptables.  Pero, ocasionalmente, algunas de estas tradiciones surgen que no contienen apoyo bíblico o histórico.  De hecho, al ser profundamente considerados, estas tradiciones, ritos y actos espiritual sólo distraen, demora, desvían o distorsionan la cristiandad auténtica.  No requiere de una licenciatura en Biblia para entender que estas tradiciones no son escriturales, pero que muchos cristianos aun así confían en su eficacia y las practican sin pensarlo más.  En esta serie de artículos investigaré varias tradiciones así que han emergido en los últimos 150 años de cristianismo protestante evangélico.

The B-I-B-L-E …yes, that’s the book for me!  I stand alone on the Word of God…the B-I-B-L-E!*

Sí, la Biblia es el libro para mucha gente y la más amado, generosamente citado, y el libro mejor vendido de todos los tiempos.  Está traducido a miles de lenguajes y parafraseado en sinfín de contextos.  Yo personalmente colecciono Biblias.  Tengo un Nuevo Testamento de bolsillo de 1849, para un predicador de circuito.  Tengo una Biblia interlineal.  Tengo una “Biblia paralela” con cuatro diferentes traducciones.  Tengo una Biblia traducida a Pidgin hawaiano llamado “Da Jesus Book”, y una Biblia Afroamericana “Rappin’ With Jesus”.  Tengo el Nuevo Testamento en griego, la Biblia en CD y muchas veces escucha la Palabra de Dios, digitalmente, via www.biblegateway.com.

Crecí leyendo, estudiando y memorizando la Biblia.  Participé en Bible Bowl**, enfrentando mi conocimiento de textos de la Escritura contra otros adolescentes en un tipo de combate cristiano justo, sancionado por la iglesia (creando habilidad que después usé en juegos de trivia bíblica y argumentos con los que no estaba de acuerdo).  Fui a estudios bíblicos, canté canciones bíblicas, asistí a películas bíblicas y pasé años en universidad y seminario bíblico.  Disfruto ver documentales sobre la Biblia, leer comentarios bíblicos y escuchar predicaciones bíblicas.  ¡Simplemente amo la Biblia!

Crecí en una cultura de iglesia con una orgullosa tradición de ser “gente del Libro”.  La Biblia era la piedra central de nuestra práctica, enseñanza, predicación, ministerios y programas.  Si no podías defenderlo con la Escritura, no era algo digno de defender.  Uno de nuestros mantras era “si la Biblia habla, nosotros hablamos; si calla, nosotros callamos”.  La Biblia era la cima y el fondo, la primera y última línea para todo.

Y luego un día descubrí la terrible verdad: la palabra “Biblia” ni siquiera existe en la Biblia.  Adelante, búscalo.  Te reto a hacerlo.  No está ahí.  ¿Por qué?  Es porque la Biblia en realidad es una tecnología.  La Biblia (de la palabra griega para libro o biblios) es el producto de la tecnología del Renacimiento, la imprenta de Gutenberg.  La Biblia es un libro y un libro es un formato de comunicación impresa.

Lo que encontramos en nuestro libro impreso (o Santa Biblia/Biblia) es un vocabulario completamente diferente.  Por ejemplo, está la “Palabra de Dios” (Proverbios 30:5; Isaías 40:8; Juan 10:35) o las “Santas Escrituras” (Romanos 1:2; 2 Timoteo 3:15) o simplemente “Escrituras” (Daniel 9:2; Mateo 21:42; Lucas 24:45; Hechos 18:28; 1 Corintios 15:54).  De hecho, hay 20 ocurrencias para “Escritura” y todas se refieren a la colección de libros que ahora llamamos Antiguo Testamento.

En el infame Salmo 119 de David, él crea un tesauro viviente para estas “Escrituras” y se refiere a ellas como:***

“estatutos” (versículos 2,14,22,24,31,36,46,59,79,88,95,99)
“preceptos” (versículos 4,15,27,40,45,56,63,69,78,87,93,94,100)
“decretos” (versículos 5,8,12,16,23,26,33,48,54,64,68,71,80,83)
“mandatos” (versículos 6,10,19,21,32,35,47,48,60,66,73,86,96,98)
“ley/leyes” (versículos 1,7,13,18,20,29,30,34,39,43,44,55,61,62,70,72, 75,77,85,91,92,97)
“palabra/palabras” de Dios (versículos 9,11,16,17,25,28,37,42,49,51,52, 53,57,65,67,74,81,89)
“palabra de verdad” (versículo 43)

¡Y eso solo son los primeros 100 versículos!  David también cita “promesas” en varios versículos.  Con razón las Escrituras son “lámpara” y “luz” (Salmo 119:105).

Hebreos 4:12 declara que la “palabra de Dios” es viviente y activo.  Como cualquier cosa viviente, constantemente está cambiando, no en su Mensaje, sino en sus aplicaciones, formatos e interpretaciones.  En una famosa parábola, Jesús usó una “semilla” viviente como metáfora para la Palabra de Dios (Lucas 8:4-11).  Es por eso que es miope profesar ser un “pueblo del Libro”.  El libro es una tecnología finita.  El libro se puede quemar, pudrir, erosionar, desvanecer y desaparecer, pero la Palabra de Dios no.  Jesús nunca redujo las Escrituras a rollos y papiro, los formatos escritos de Su día.  Simplemente se refirió a ellos como “las Escrituras”.

En una cultura digital, la Palabra de Dios (Santas Escrituras) permanece “viva y activa” pero, confrontemos los hechos, la cultura impresa (de la cual el libro o Biblia opera) está muriendo.  Tuvo una muy buena corrida de 500 años, pero según la digitalización sigue re-imaginando cómo leemos, transmitimos y aprendemos, el libro está en soporte vital y vigilia de muerte.  Aún si el libro o la Biblia sobrevive, probablemente lo hará como una reliquia o algo para coleccionar (como discos de vinil).  La mayoría de las personas leerán su Palabra en una pantalla, sitio web o transmisión en directo.

Es por eso que debemos tener cuidado en nuestro deseo de elevar la Palabra de Dios y Su Mensaje, y cuidar que no veneramos o idolatramos el formato.  El libro (biblios o Biblia) puede desaparecer, pero la Palabra de Dios dura por siempre.  En el Antiguo Testamento, la “Palabra de Dios” vino más de una voz que de un libro (1 Crónicas 17:3, 2 Crónicas 11:2; 36:16; Jeremías 2:1; 19:3).  Con el tiempo, la “Palabra de Dios” escrita llegó a ser piedra angular para las generaciones (Jeremías 30:2) y permanecerá así en una economía digital.

Jesús fue la “Palabra” de Dios (1 Juan 1:14) y habló la Palabra de Dios (Lucas 5:1).  De hecho, dijo que había bendición cuando los que “escuchan” la Palabra de Dios la obedecen (Lucas 11:28).  En Hechos, la “palabra de Dios” es el evangelio según Jesús (Hechos 6:7; 8:14; 11:1; 12:24; 13:5; 7, 46; 17:13; 18:11).  Esta idea se reitera en las epístolas de Pablo (1 Corintios 14:36; 2 Corintios 2:17).

Una última frase para las Santas Escrituras es “palabra de verdad”.  Pablo animó a Timoteo a procurar “con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse, que maneja con precisión la palabra de verdad.” (2 Timoteo 2:15, NBLH) Mientras que Santiago exhorta que Dios nos hizo nacer por la “palabra de verdad” (Santiago 1:18).

En resumen, no encontrarás la palabra “Biblia” en las Santas Escrituras.  La razón es simple: es tecnología.  Y ninguna tecnología es eterna.  Cuando usamos palabras como “Biblia” y “bíblico” o frases como “somos un pueblo del Libro”, nos hemos casado con la tecnología.  Las Escrituras han sido grabadas en piedra, talladas en madera, pintadas en tela, escritas en papiro, enmarcadas en vidrio de color y entintado sobre el papel.  Hoy el formato emergente resulta ser digital.  Sí, la Biblia es una buena palabra, pero no es LA palabra.

Talvez ya es tiempo de que le cambiáramos la letra a la infame canción B-I-B-L-I-A que cantábamos de niños:
La P-A-L-A-B-R-A . . . sí, ese es el Mensaje para mí.  Estoy parado en sólo la Palabra de Dios . . . ¡la P-A-L-A-B-R-A!

 

Notas del traductor:

* Una canción infantil bíblica, popular en los EEUU.  “La B-I-B-L-I-A . . . ¡sí esa Palabra es para mí!  Estoy parado en sólo la Palabra de Dios . . . la B-I-B-L-I-A!”

**Bible Bowl es una competencia nacional de conocimiento bíblico.

*** Puede variar, según la traducción en Español.

 

Leer parte 4: Nombres de la iglesia

Categorías: Etiquetas: , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s