Parejas que conviven ¿pueden ser bautizadas?

Foto cortesía de meelin.
Foto cortesía de meelin.

Un artículo escrito por Bob Russell. Notas originales al texto han sido marcadas con obelisco (†). (Notas agregadas por la traductora han sido marcadas con asteriscos (*).

 

 
PREGUNTA: ¿Cuál es la mejor manera de manejar una situación en el cual una persona quiere ser bautizada pero él/ella convive con una pareja? Tenemos a una mujer en nuestra iglesia que está en una situación así y quiero saber tus pensamientos sobre cuál sería la manera más agraciada de manejarlo. Gracias.

RESPUESTA: Más y más iglesias luchan con qué hacer con parejas que llegan a aceptar a Cristo pero que están conviviendo sin casarse. Muchos deciden bautizarlos, esperando que se sentirán culpables por sus pecados y cambiarán tiempo después. Líderes de las iglesias razonan que la gente no puede cambiar sin el poder del Espíritu Santo dentro de ellos y como no podemos confrontar a personas sobre sus otros pecados, ¿por qué resaltar este tema? «Démosle una oportunidad de crecer en Cristo», sugieren ellos.

Yo soy de la opinión que es más sabio comunicar desde el principio la necesidad de arrepentimiento previo al bautismo. Pedro ordenó a su audiencia en el día de Pentecostés– «arrepiéntanse y sean bautizados». (Hechos 2:38) El Espíritu Santo trabaja previo al bautismo para convencer del pecado y motivar un deseo de cambiar si comunicamos todo el consejo de Dios.

Es vital que la verdad sea comunicada con gracia y compasión. Podemos decir «Estamos muy emocionados por tu deseo de dar tu vida a Cristo. Estás tomando la decisión más importante de tu vida y es la cosa correcta y sabia de hacer. ¡No podríamos estar más felices por ustedes! Sin embargo, las Escrituras hablan de un requisito para el bautismo y esa es el arrepentimiento—lo cual significa volver de tus pecados pasados. ¿Qué piensas que el Señor te está pidiendo sobre tu relación presente?»

Admito que, sin importar qué tan suavemente hagas la pregunta, algunos se enojarán y se pondrán defensivos, insistiendo que no incumbe a nadie. Puede que hasta se marchen de ahí y nunca regresen. Eso indica que no están listos. Algunas personas se rehusaron a seguir a Jesús porque él comunicó desde muy temprano la necesidad de una transformación dramática. (Véase Mateo 19:21-22 y Juan 6:60-66) Jesús no fue tras el joven rico para disculparse por ofenderlo. A veces estas mismas personas regresan luego con un espíritu humilde y sumiso, y están agradecidos por una iglesia que se afirma sobre valores bíblicos.

Ha sido mi experiencia que la mayoría de personas inmediatamente admiten que están mal y que saben que deberían casarse o dejar a su pareja. Son sumisos y están dispuestos a hacer cualquier cosa que les pida el Señor, y aprecian cualquier consejo que se les dé.

Es verdad que no confrontamos la mayoría de los pecados en las vidas de personas cuando expresan un deseo de aceptar a Cristo, pero también es verdad que hay algunos pecados que son más públicos que otros. No podemos ver si la gente vuelve de sus pecados privados, pero el mundo y la iglesia ambos se fijan para ver si la gente vuelve de aquellos que son obvios.

Si un pedófilo o abortista conocido expresara un deseo de ser bautizado creo que casi todos los líderes de las iglesias verían la necesidad de hablar con ellos sobre la necesidad del arrepentimiento. Eso requiere de valentía pero la Biblia repetidamente urge a líderes piadosos que sean fuertes y valientes. De otra manera, los estándares de la Iglesia gradualmente sufrirán erosión y el mundo pronto ve poca distinción.

Por eso pienso que es sabio pedirle a una pareja conviviente que llegue para bautizarse que se casen o que vivan por separado. Esa acción no solo les da un buen comienzo a su vida cristiana, sino que le da un testimonio positivo al mundo y resalta la posibilidad de una relación correcta entre los dos de ellos. Más importantemente, comunica al resto de la iglesia que ser parte del cuerpo de Cristo es importante. Él nos llama que salgamos del mundo y nos da la comisión de vivir vidas distintas.

Romanos 12:2 reta a creyentes, «No se amolden al mundo actual, sino sean transformados mediante la renovación de su mente. Así podrán comprobar cuál es la voluntad de Dios, buena, agradable y perfecta.»

 

 
Para ver más sobre el ministerio de Bob Russell, visiten su sitio AQUÍ, o busquen su página en Facebook.

La versión de la Biblia usada en este artículo es la NVI (Nueva Versión Internacional), a menos de ser específicamente notado.

2 Comments

  1. Que fue lo que dijo pedro cuando vio que en casa de cornelio el espiritu santo se deramo sobre ellos.hechos 11:16-18 y hechos 10:46-48

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s